martes, 2 de abril de 2013

3.1.1 identificar el proposito del autor

 
1. Definición de lectura
¿Leer? ¿Lectura? Estas palabras por simples que parezcan son en demasía complejas; Empero, su constante uso en el habla cotidiana y el argot académico, las han convertido en vocablos vacíos, en sinónimos inexactos, cuyo sentido ha termina­do en la obviedad; una obviedad sin contenido. Se dice “lectura” para designar el proceso de “leer” y no el texto donde habrá de operar aquella, y lo peor; “leer” es para muchos, decodificar, aunque está por demás mencionar que este es el pri­mer momento del proceso de lectura; sin embargo se piensa que tal momento lo es todo.
Leer es un proceso interactivo que no avanza en una secuencia estricta desde las unidades perceptivas básicas hasta la interpretación global de un texto, sino que el lector experto deduce información de manera simultánea de varios niveles distintos, integrando a la vez información grafofónica, morfémica, semántica, sintáctica, pragmática, esquemática e interpretativa.
La lectura para los estudiantes es el principal instrumento de aprendizaje, pues la mayoría de las actividades escolares se basan en la lectura. Leer es uno de los mecanismos más complejos a los que puede llegar una persona a que implica decodificar un sistema de señales símbolos abstractos. (Esta es la información que encontramos)
Para precisar lo anterior, es necesario apoyarse en la teoría de Quintero Galle­go, mismo que menciona:
El acto de leer debe tener como finali­dad la comprensión del texto escrito. No basta, en efecto, que el alumno lea mecánicamente palabras y oraciones pues­tas unas tras otras, sino que tenga acce­so a lo esencial del mensaje. En otras palabras, debe captar exactamente el pensa­miento escrito con todos sus matices de modo que su conducta pueda eventualmente sufrir alguna modificación.”
Hasta aquí se tienen tres momentos: la percepción de los signos gráficos, la decodificación y la comprensión; ¿qué sigue? La comprensión de la lectura implica registrar, internalizar, para posteriormente recordar; este proceso de internalización posibilita el poseer la información ne­cesaria y suficiente para organizarla en un esquema propio y de esta manera el lector procede a clasificar, analizar, sintetizar y reorganizar la información.
mas información ver pagina:
En las nuevas propuestas curriculares se utiliza el término “procedimiento” para referirse a todos los términos enunciados. Cesar Coll, dice que: “Un procedimiento es un conjunto de acciones ordenadas y finalizadas; Es decir, dirigidas a la consecución de una meta”.
Es pertinente y conveniente utilizar el concepto de estrategia de comprensión lectora, como el procedimiento de carácter profundo que implica la presencia de un objetivo que se debe cumplir, mediante la planificación de las acciones que se deriven, evaluándolas para replantear si es necesario.
Estrategias existen demasiadas, sin embargo debemos se­leccionar sólo aquellas que están enfocadas a construir y fomentar la comprensión y la metacomprensión lectoras, en la inteligencia de que la lectura se incluya como una actividad normal dentro de todas y cada una de las asignaturas que los alumnos cursan en su vida académica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada